Los bioplásticos en el punto de mira: detectan nanopartículas nocivas para los ecosistemas acuáticos

bioplasticos
Los plásticos ya se ha demostrado que son perjudiciales para el medioambiente. En los últimos años, se ha venido apostando por sustituirlos –incluso se han tomado medidas en la Unión Europea que afectan a los plásticos de un solo uso-, así como por los bioplásticos por ser considerados como una alternativa más sostenible. Sin embargo, ahora, se ha descubierto que puede que no sea así porque también contienen algunas nanopartículas que dañan el entorno natural.

Qué sucede con los bioplásticos

Es una afección que se ha detectado en uno de los nuevos plásticos biodegradables, que se está utilizando en la actualidad. El problema radica en que libera unas nanopartículas, que provocan efectos tóxicos sobre organismos de ecosistemas acuáticos.

En concreto, es el polihidroxibutirato (PHB), el que libera estos nanoplásticos durante su proceso de degradación, produciéndose efectos tóxicos sobre organismos de los ecosistemas acuáticos.

Estos nanoplásticos tienen un tamaño muy reducido –son 400 veces más finos que el pelo humano-, pero despliegan efectos tóxicos sobre dos productores primarios de aguas continentales, que se corresponden con una cianobacteria y un alga.

bioplasticos
Los productores primarios son importantes en los ecosistemas acuáticos porque son la base de la red trófica. Así, si ellos se ven afectados, todo el ecosistema puede llegar a sufrir daños.

El estudio, que ha sido realizado por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y la Universidad de Alcalá (UAH), también ha permitido comprobar que estos nanoplásticos tienen efectos nocivos también sobre los consumidores primarios como un crustáceo.

Además, el informe pone de manifiesto que estos plásticos biodegradables generan los nanoplásicos en cortos períodos de tiempo y bajo unas condiciones similares a las que aparecen en la naturaleza.

Un paso más

Este estudio es especialmente importante no solo por los hallazgos detectados, sino también por ser el primero que ha analizado los efectos de nanoplásticos secundarios, que se generan tras degradarse el plástico bajo condiciones similares en la naturaleza.

Artículos relacionados:

Los microplásticos pasan a formar parte de la dieta alimenticia de las personas

Llegan los plásticos biodegradables hechos con lana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *