Ventajas de plantar árboles de hoja caduca en el jardín

Casa abierta al jardin
Plantar un árbol tiene un sinfín de ventajas, como vimos en un anterior post. En él dábamos tres buenas razones para plantarlo en el jardín, y en éste seguimos ampliando sus beneficios, si bien centrándonos en los árboles de hoja caduca.

Como es bien sabido, este tipo de árboles, también llamados caducifolios, renuevan sus hojas, perdiéndolas cuando llega el frío. Por lo tanto, durante esos meses el árbol estará desprovisto de hojas.

Ventajas y beneficios

Optar por un árbol de hoja caduca significará que pierda sus hojas en el otoño, justo cuando empieza a refrescar y también a acortar el día. Esto supone una triple ventaja, en especial si lo plantamos en el lado sur, este u oeste de la casa.

Durante la primavera y verano, su sombra se enfriará la casa y actuará de barrera contra el calor. Luego, cuando las hojas caigan, la luz solar llegará más fácilmente y ayudará a calentarla, además de permitirnos tener una mayor luminosidad natural en el hogar, que nos llegará a través de las ventanas, porche o terraza.

Los árboles de hoja caduca, en otoño e invierno pierden las hojas, si lo plantamos cerca de una ventana nos dejarán aprovechar más la luz. Por contra nos restan intimidad y no hay que olvidar el laborioso trabajo de recoger las hojas en la época en que las pierden.

¿Pero, acaso los árboles de hoja perenne no pierden las hojas? Si lo hacen, pero no de forma simultánea. Su ciclo vital es distinto, y perderlas no significará quedarse sin ellas. Su renovación será constante, por lo que siempre que se den condiciones normales estará activo durante todo el año. Por contra, el árbol de hoja caduca las pierde estacionalmente.

De este descanso, por otra parte, también se obtiene un beneficio. Tanto en lo que respecta a su aspecto, muy vibrantes durante la época de buen clima, presentando un crecimiento y flores especialmente vigoroso.

En cuanto a sus cuidados, es evidente que recoger las hojas puede ser una odiosa tarea, pero también es cierto que nos son útiles para hacer compost y que, dependiendo del tipo de árbol y de su tamaño puede no ser nacesario hacerlo.

Igualmente, hacer la poda en invierno les resulta menos debilitante, puesto que no se eliminan hojas, por lo que no se reduce su capacidad fotosintética. A su vez, resulta más cómodo por la ausencia de hojas, aunque en árboles grandes podríamos requerir de la ayuda de una grúa y personal especializado.

Los árboles de hoja caduca también son estupendos para poder disfrutar de los tenues rayos de sol en invierno, por ejemplo situando junto a él un decorativo banco o sillas con mesita.

Y, por qué no, aprovechemos esa luz para plantar bulbos que necesiten el sol para florecer. En fin, sea como fuere, si bien los árboles de hoja perenne proporcionan más privacidad y ayudan a protegernos del viento, -en especial cuando se colocan en la parte norte de la casa-, los de hoja caduca aportan las ventajas que estamos mencionando.

Casa rodeada de arboles
Idealmente, combinemos los dos tipos de árboles de forma estratégica en el jardín y, en ambos casos, busquemos un lugar idóneo, donde tenga espacio para crecer. Entre los de hoja caduca son especialmente bonitos la jacaranda y el sauce llorón, aunque la lista de árboles hermosos es tan larga que lo mejor es optar por el que mejor se vaya a adaptar.

Por último, a nivel ambiental será interesante optar por especies autóctonas, a ser posible amenazadas o en peligro de extinción, que puedan atraer biodiversidad, consuman mucho CO2 y no requieran demasiada agua. Salvo, claro está, que el clima sea lluvioso y nos solucione el problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *