Adiós a la pesca eléctrica en el año 2021

pesca-electrica
Ir hacia modelos de sociedad y de actividades económicas más sostenibles es una de las claves para garantizar el futuro. Y, dentro de esta línea, desde el Parlamento Europeo se han tomado una serie de medidas. Una de ellas está relacionada con la pesca por impulsos eléctricos -se conoce popularmente como pesca eléctrica-, que se prohibirá a partir de julio de 2021. Con esta acción, se quiere introducir normas de conservación pesquera en el seno de la Unión Europea.

La medida

La medida se aplicará en todo el bloque comunitario a partir de julio del año 2021, fecha desde la que no se podrá pescar por impulsos eléctricos. Es una práctica que solo pasará a estar permitida en algunos caladeros del Mar del Norte y para un número limitado de embarcaciones.

No obstante, la normativa deja la puerta abierta a que los diferentes estados miembros puedan introducir algunas modificaciones, ya que se permite que prohíban o restrinjan de forma inmediata esta técnica de pesca en sus aguas costeras.

Con esta medida, se pretende además que se cumpla la legislación, ya que este tipo de pesca está prohibida en las aguas de la Unión Europea desde el año 1988. Sin embargo, se han producido una serie de derogaciones, que fueron aprobadas en el año 2006, para seguir utilizando este sistema en determinados caladeros del Mar del Norte.

pesca-electrica
Las medidas aprobadas incluyen así un conjunto de normas técnicas de conservación pesquera a través de las que se establece cómo, dónde y cuándo se puede pescar, el tipo de arte, la composición de las capturas y su gestión.

También se incluyen indicadores cuantitativos para determinar la eficacia de las medidas técnicas a la hora de reducir las capturas no deseadas de alevines y las de mamíferos como delfines, ballenas o aves marinas.

La pesca eléctrica

La pesca mediante impulsos eléctricos en las zonas permitidas estaba siendo utilizada por un total de 84 barcos holandeses y tres belgas, de acuerdo con los datos de la Comisión Europea.

Y, aunque ahora no se prohíbe del todo esta práctica, va a quedar restringida al 5 por ciento de las embarcaciones, que serán las únicas excepciones que haya.

No obstante, el método convencional de arrastre con redes de vara es el más utilizado, superando el 20% de las capturas de la flota comunitaria.

Artículos relacionados:

La pesca podría limitarse en el Mediterráneo para salvar el coral rojo

Nuevo avance: la piel de pescado puede reciclarse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *