Biomasa en la industria

biomasa
A estas alturas, el sector industrial está haciendo todo lo posible para la implementación de energías renovables. Ejemplo de ello es el auge de la biomasa, una fuente de energía que aparte de resultar más barata que la energía convencional, resulta más segura y menos contaminante.

Pese a su demandada, la biomasa no es una novedad, de hecho, era la más utilizada antes del comienzo de la Revolución Industrial, para posteriormente ser sustituida por combustibles fósiles. Hoy, debido a los altos costos de este último tipo de energía y a su gran impacto ecológico, la industria vuelve a sus inicios, adoptando la biomasa como fuente principal de energía para la ejecución de sus procesos.

¿Qué es la biomasa?

La biomasa es un tipo de energía renovable que se obtiene a partir de materia orgánica de origen animal y/o vegetal, como por ejemplo, cáscaras de frutas, trozos de madera, pastos secos, desechos y diversos tipos de residuos orgánicos, los cuales almacenan energía solar y se descomponen por acción de las bacterias.

Mediante la aplicación de diversos procesos químicos y mecánicos, la biomasa es transformada en energía, que posteriormente puede ser perfectamente utilizada para la ejecución de un sinfín de procesos industriales.

Usos de la biomasa a nivel industrial

Los siguientes son los usos principales que se le dan a la biomasa a nivel industrial:

Producción de energía térmica

A partir de la biomasa se puede obtener energía térmica o calorífica, de hecho, esta es la principal aplicación que se le da, bien sea para calentar viveros o panificadoras, para instalar en calderas ACS, así como para poner en marcha sistemas de calefacción industrial.

En este caso, se utilizan quemadores de biomasa para calderas, que son capaces de generar una bio combustión que se utiliza para alimentar sistemas de calefacción y de calentamiento de aguas sanitarias.

Producción de energía eléctrica

La biomasa es sometida a un proceso en el que se elimina la presencia del oxígeno con el objetivo de convertirla en biogás, el que posteriormente se emplea para la generación de energía eléctrica y también térmica, que puede utilizarse a nivel industrial.

Producción de biocombustibles

A partir de la descomposición de la biomasa se pueden obtener biocombustibles como el bioetanol y el biodiesel. El primero se usa para sustituir la gasolina, mientras que el segundo se usa para sustituir el gasoil.

biomasa

Aplicaciones industriales de la biomasa

Estas son solo alguna de las aplicaciones industriales que se le pueden dar a la biomasa:

– Sistemas de calefacción para invernaderos y semilleros

– Suministro de energía térmica para los procesos que se llevan a cabo en fábricas de cerveza y de pienso para animales

– Calentadores y calderas empleados en el sector alimentario

– Para cubrir la demanda térmica de la industria hortofrutícola

– Ventajas del uso de Biomasa en la industria

Algunas de las ventajas del uso de biomasa a nivel industrial de las que se puede hacer mención, son las siguientes.

– Energía limpia. Reducida emisión de gases que puedan dañar el medio ambiente

– Fuente de energía renovable continua y económica

– Se limita la dependencia a los combustibles fósiles

– Permite obtener un altísimo rendimiento en las industrias

– Genera empleos en las áreas rurales

– Transformación de residuos en energía

– Reducción del riesgo de incendios forestales, ya que los pastos secos son recolectados para ser convertidos en energía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.