Consejos para reducir la huella ecológica del hogar

huella-ecologica
El cambio climático y el calentamiento global no es algo que esté lejano. Afecta a toda la población y lugares, incluso de los países desarrollados. Es un problema al que todo el mundo puede contribuir en la medida de sus posibilidades. De hecho, hay gestos en el día a día del hogar, que ayudan a reducir la huella ecológica o el impacto en el medioambiente.

Hábitos

Principalmente, los gestos que permiten reducir en el hogar el impacto medioambiental se centra, sobre todo, en los envases. Se trata así de reducir el uso de plásticos en la mayor medida posible. Para ello, se pueden elegir productos más sostenibles y que eviten este tipo de materiales.

Gestos sencillos como sustituir botellas de agua de plástico por las de acero inoxidable, evitar los platos y vasos de plástico y otros objetos de usar y tirar o hacer cambios en productos de higiene como los cepillos de dientes –ya los hay biodegradables-, es de gran ayuda.

Y es que, además de evitar que se acumule más basura, con estos sencillos gestos y otros que mermen el uso del plástico –por ejemplo de las bolsas-, también se impide que estos materiales acaben en el mar y dañen el ecosistema, afectando a los peces y especies marinas.

huella-ecologica
El plástico igualmente puede reducirse a través de los embalajes de muchos productos. Siempre que se posible, es mejor comprar los productos a granel o aquellos que lleven embalajes biodegradables o más sostenibles.

Alimentos

Y aún es posible adoptar más acciones para la reducción del impacto medioambiental desde el hogar a través de la alimentación. Aparte de los envases y embalajes que ya hemos comentado, se puede actuar evitando tirar comida a la basura. Es preferible comprar solo lo justo para evitar que caduque o se ponga malo en la nevera.

Energía y recursos naturales

El ahorro energético es decisivo para no dañar el medioambiente. Gestos sencillos como no tener la luz encendida más tiempo del necesario, abusar de electrodomésticos o dejarlos en el modo de suspensión, no dejar grifos abiertos para que no corra el agua y cambiar las bombillas por otras más eficientes son gestos muy sencillos que sí funcionan.

Artículos relacionados:

Suecia contará con el primer invernadero vertical para reducir la huella ecológica

Cinco consejos para una ducha más ecológica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *