Bicicletas eléctricas


Cada vez más gente usa la bicicleta para sus desplazamientos diarios. Los propios fabricantes de este medio de transporte ecológico sacan modelos para todos los gustos: de montaña para los que quieren una bicicleta resistente, de carreras para los que les gusta la velocidad, plegables para los que quieren o tienen que usar también el metro o la quieren subir a casa o a la oficina. Seguramente, hay muchas personas que no se deciden a usar este medio de transporte en su vida diaria por miedo a no tener un fondo físico suficiente, a no poder con las cuestas de su ciudad o, simplemente, porque a una edad alguno no está para hacer el esfuerzo de pedalear media hora cuidando, además, de que no le atropellen los coches.

Pero para los perezosos, para los que tienen un fondo físico lamentable, para gente de edad o para los que no les gusta sudar ni quieren tener agujetas, se venden las bicicletas eléctricas.

SEGUIR LEYENDO “Bicicletas eléctricas”

Animales agonizando en los grafitis del artista Roa


Por mucho que las grandes empresas se empeñen en hacernos creer, mediante los millones que se gastan en publicidad, que se están convirtiendo en empresas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente, la gran mayoría aún depende de que el ciudadano consuma más de lo que necesita (más de lo que puede resistir el planeta). Sus mecanismos publicitarios bombardean día y noche para intentar convencer de que hay que seguir comprando, haciéndoles más ricos a ellos y más pobre al medio ambiente.

Pero los ciudadanos preocupados por el futuro del planeta tienen sus propios canales publicitarios. Tan universales, en algunos casos, como la misma calle, las paredes de los edificios, muros en blanco donde dejar un mensaje de aviso, un mensaje ecologista. Así lo hace el artista belga Roa, que pinta grafitis de temática natural en las paredes de los edificios.

SEGUIR LEYENDO “Animales agonizando en los grafitis del artista Roa”

Cultivar lechugas en edificios


Parece que cada vez más diseñadores de edificios y arquitectos ven las ventajas de los jardines verticales, tanto para ubicar plantas ornamentales como para cultivar alimentos. Cosechar calabazas, zanahorias, coles, chiles y otros productos en la pared de un edificio puede comenzar a ser una realidad en México. Es la idea que propone el estudio Verde Vertical Se trata de integrar en la ciudad lo que proviene del campo y la naturaleza, creando áreas verdes más allá de los parques y las grandes avenidas flanquedas por árboles. Verde Vertical ha presentado esta idea en el Salón Internacional de la Edificación, celebrado en el World Trade Center.

Según sus responsables, la idea es enfrentarse a una ciudad en la que ya no hay espacios disponibles para las zonas verdes. Así que proponen utilizar los muros de los edificios mismos como soporte para lo que se conoce como jardines verticales, superficies que pueden funcionar igual que cualquier jardín tradicional y que pueden sobrevivir con o sin sol, ser más grandes o más pequeños y albergar diferentes tipos de plantas.

SEGUIR LEYENDO “Cultivar lechugas en edificios”

Farolas que reducen la luz cuando no hay nadie cerca


Por la noche (al menos, de domingo a jueves), la mayoría de las personas se encuentra durmiendo apaciblemente en su cama. Sin embargo, millones de luces en todo el mundo están encendidas iluminando las aceras desiertas de las ciudades. No es posible prescindir de ellas, claro, pero el alumbrado nocturno es, sin duda, uno de los servicios al ciudadano menos eficiente energéticamente hablando.

Por suerte, la tecnología viene en nuestra ayuda. Técnicamente no presenta ninguna complicación. Sólo hay que instalar sensores que detecten cuándo es necesario que se encienda la luz de la farola.

SEGUIR LEYENDO “Farolas que reducen la luz cuando no hay nadie cerca”