Jardín vertical activo en la Universidad de Sevilla


Investigadores de la Universidad de Sevilla han instalado el primer jardín vertical activo de Europa en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Sevilla. Es una superficie de vegetación activa de 16 metros cuadrados que actúa como un biofiltro, depurando el aire, ya sea procedente del interior ya sea del exterior del edificio.

Además, funciona como sistema de enfriamiento evaporativo, de manera que consigue un importante ahorro energético en la climatización al reducir la necesidad de renovación del aire y al bajar la temperatura de forma natural. La biofiltración del aire que consigue el jardín vertical supone una mejora de la calidad del aire y combate el conocido como Síndrome del Edificio Enfermo, que puede generar enfermedades a causa de una mala calidad y circulación del aire. Todo ello se suma al elevado valor ornamental y estético que ofrece cualquier jardín vertical.

El diseño ha corrido a cargo por la empresa Terapia Urbana, formada por tres ingenieros agrónomos y dos arquitectos de la Universidad de Sevilla. Terapia Urbana apuesta por integrar la naturaleza en los edificios y en las ciudades.

La iniciativa del jardín vertical activo surgió en 2006. Se trataba de resolver problemas energéticos y ambientales de los edificios, como la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera, el acondicionamiento natural del aire, la pérdida de humedad del aire que producen los equipos de aire acondicionado tradicionales y que provoca el resecamiento en las vías respiratorias o la escasez de zonas verdes en el ámbito urbano.

El aire procedente del exterior del edificio o de las zonas elevadas del interior del mismo se hace pasar, mediante ventiladores, por el interior del jardín vertical. Al salir de éste, el aire disminuye de temperatura e incrementa su humedad, además de eliminar polvo, polen y gases orgánicos volátiles, gracias a la biofiltración que se logra.

La reducción de temperatura puede llegar a ser de hasta 10º C si el aire procede del exterior en una época estival como la de Sevilla, con temperaturas que superan a menudo los 40º C y existe una baja humedad. De este modo, la máquina de climatización tradicional tiene que funcionar menos tiempo y a menor potencia, ahorrándose una gran cantidad de energía.

1 comentario

  1. Buenos dias neceito saber pues tengo un jardin vertical interior el cual no florece y la matas se queman la persona que lo instalo dise que el problema es la luz que hay que ponerle reflectores a 2000 lumenes en el aria no entra la luz del sol les agradesco cual quier recomendacion gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *