El primer centro comercial de objetos recuperados

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter15Share on Google+3

Centro-comercial-materiales-recuperados
Los centros comerciales de objetos de segunda mano han dejado de ser una simple idea poco menos que utópica, para convertirse en una realidad que además está cosechando un gran éxito. El primero de ellos acaba de abrirse en Estocolmo, Suecia, y vende única y exclusivamente productos usados, tras la reparación y, si fuese necesario, también después de su reciclaje.

La pregunta del millón, después de una buena primera impresión, no es otra que plantearse si realmente es una alternativa al consumismo, o si también lo fomenta, puesto que pese a ser artículos de segunda mano, se venden en un entorno pensado para fomentar las compras.

Un centro comercial eco

Sea como fuere, lo cierto es que se trata de un intento por todo lo contrario. Es decir, se busca ofrecer artículos reparados y reacondicionados en la medida de las necesidades que cada uno de ellos presente, con el objetivo de ser más respetuosos con el medio ambiente.

No cabe duda de que no comprar es la mejor manera de ser verdes, pero tampoco puede negarse que la compra ecológica siempre lo es más que aquella convencional. Por lo tanto, la mentalidad del comprador, su decisión de comprar más o menos justificada, es en realidad el quid de la cuestión.

Esta innovadora idea, además de plantear la venta a través de un atractivo centro comercial, únicamente acepta donaciones para la venta. O lo que es lo mismo, no funciona como una tienda de venta de segunda mano, en la que un intermediario paga un precio al vendedor para luego venderlo por un precio bastante mayor.

En este caso, las tiendas de este centro comercial se abastecen con la donación de ropa usada, equipos y dispositivos electrónicos, electrodomésticos, juguetes, bicicletas, accesorios de toda clase, vajillas y cualquier objeto que se convierta en inservible en nuestro día a día.

Una vez enviados a empresas especializadas a su reacondicionamiento vuelven al centro comercial, pero esta vez ocupando ya las estanterías de los establecimientos, en tiendas junto a las que se exponen obras de artistas locales. Además, el centro comercial cuenta con restaurantes y cafés ecológicos, en los que se sirve comida orgánica.

¿El resultado? Este centro comercial tan atípico está teniendo muchas visitas, en torno a las mil diarias, un éxito que no solo busca obtener beneficios sino también la popularización del modelo. Sería estupendo que a partir de la buena acogida que está teniendo éste cundiera el ejemplo por doquier.

¿Las ventajas para el comprador? Ir de compras no tiene por qué ser un atentado al medio ambiente, aún menos si además podemos aprovechar para donar aquellos objetos que ya no utilizamos. Igualmente, encontramos una gran variedad de productos, así como una serie de establecimientos de hostelería que ofrecen productos bio, lo cual también supone un plus de cara a pasar unas horas agradables comprando y tomando algo, solo o en buena compañía.

Centro-comercial-Retuna
Se trata, en suma, de convertir un centro comercial en un punto de encuentro entre compradores y vendedores de objetos de segunda mano, con la ventaja de que están revisados e higienizados y, si lo necesitan, también reacondicionados. Todo dentro de un escenario que imita a los grandes centros comerciales convencionales, lo cual puede verse como una gran ventaja o inconveniente.

Por su parte, tiene el inconveniente de que esa revisión, reacondicionado y exposición en comercios significa pagar un dinero extra a los intermediarios, pero también puede verse como una manera de fomentar la economía local apostando por un modelo de negocio sostenible. En cualquier caso, esta opción es compatible con los mercadillos de segunda mano online y offline, por lo que no hay por qué elegir o descartar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *